Con lo que tengo… ¿qué hago? Extracto del libro “Demoliendo Límites”

Hace ya varios años escuché estas palabras que me quedaron grabadas para siempre como una forma de pensamiento y de acción. Si bien el tema da para largo, al menos comencemos con alguna idea como puntapié inicial.

Una de las formas que tenemos para actuar es el “no actuar”. Procrastinamos dejando que el tiempo pase para que sea éste el que acomode las cosas. Y si bien es cierto que a veces, y sólo a veces, el tiempo acomoda muchas situaciones, uno no debería utilizarlo como único factor en la toma de decisiones.
El tiempo es incontrolable y pasará inevitablemente, pero esto no implica que, por eso, acomodará nuestras situaciones según nuestras expectativas o deseos. A esta altura de mi vida mi opinión es que hay que ser optimista pero no iluso.

En nombre de la perfección muchas veces uno tiende a “dormirse” esperando y esperando indefinidamente a que las cosas sucedan solas o mágicamente. Uno no debería esperar a que esté todo dado como uno quiere para accionar o re-accionar porque muchas veces no sucede lo que uno quiere, desea o espera; a veces simplemente, las cosas suceden. Y suceden bajo un formato que probablemente no sea el esperado por mí o por vos, sino que viene con el formato que viene, con el que hay… Esto se deberá a millones de motivos o justificaciones (utilizá el término que prefieras).

En la práctica no existe la situación ideal, cada uno diseña la propia y por eso es totalmente subjetiva y chocará muchísimas veces con la realidad, te guste o no te guste, por más duro que pueda parecer.
Entonces, ¿esto significa bajar los brazos e ir mediocremente por la vida? Definitivamente NO. Significa que uno deberá negociar internamente algunos pensamientos y sentimientos, y dejar de esperar “que algo ocurra” para así llegar a una relación en paz con uno mismo, sin tener que salir herido al enfrentarse a a este tipo de situaciones.

Con esto te estoy hablando de buscar el bien-estar personal.

“Cuando tenga tal cosa voy a …” “Cuando llegue el verano tendré…” “Cuando los chicos crezcan me iré a …” “Cuando me mude seré…” y así cantidad de situaciones cotidianas que nos planteamos, deseamos o soñamos. Y yo me pregunto, y te pregunto: ¿Y mientras tanto?

Es aquí donde entra en acción este disparador de pensamiento: “Con lo que tengo… ¿qué hago?”. Porque en definitiva, uno con lo que cuenta básicamente es con el presente. El pasado ya pasó y el futuro aún no llegó, entonces mi propuesta es que te preguntes ( tomá lápiz y papel o si venís trabajando con tu cuaderno continua con lo siguiente) ( No olvides ponerle fecha!):

– ¿Qué presente tengo hoy como realidad para poder mirar hacia adelante sin tener que esperar a que sucedan cosas que no dependen ni de mí, ni de mis tiempos ni de los del otro? 

 

– ¿Cómo puedo encarar hoy un mejor presente con todo lo que tengo?

 

 

– ¿Cómo puedo encarar hoy un mejor presente con todo mi pasado?

 

– ¿Cómo puedo focalizarme en lo que tengo y no en lo que debería tener para llegar a mis objetivos?

 

 

Y finalmente la pregunta del millón…
– Con lo que tengo… ¿ qué hago?

 

¡Hermosa vida para todos!

Mg. LEO BAJER

Máster Internacional en Coaching Empresarial, Ejecutivo y Mentoring.
Coach Ontológico Profesional con Orientación en Management (ICF).
Técnico Superior en Marketing.
Conferencista, Escritor, Capacitador y Consultor de Empresas

Director de Buenos Aires Capacita y Buenos Aires Coaching
www.buenosairescoaching.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s